Planeta en fuego

Un blog de Álvaro Rafael

El blog

El valor perdido de una estampilla

Estampilla del Congreso Juventud Hitleriana

·

Hace dos semanas mi padre me regaló su preciado álbum de estampillas. Es un álbum con más de 20.000 estampillas, alguna de las cuales ya rozan los cien años o formaron parte del servicio postal de países ya desaparecidos. Me sentí bastante afortunado y a la semana siguiente empecé a formar mi colección particular dentro de este álbum. Mi primera adquisición no podía evadir mi principal interés histórico y la tarde de hoy me llegó una estampilla de las Hitlerjugend de 1935.

Mi felicidad no podía ser plena, nunca lo es, siempre cometo errores por albergar esperanza en lo que vale menos que un centavo: entusiasmado por la estampilla que tenía en las manos, comencé a exhibirla con modesto orgullo entre algunos conocidos que me rodeaban y la reacción que les produjo esta diminuta pieza de nuestra historia fue como la que despertaría un simple papel impreso. ¿Qué interés podía despertarles a estos seres obtusos todas las manos que tocaron esta estampilla? ¿Todas las historias de grandeza, amor, dolor y desesperación escritas en cartas enviadas con esta estampilla? ¿Todo un mundo colapsado y toda una religión caída en desgracia como pocos hombres han vivido? La fe, según ellos, es la complacencia de un salario para sobrevivir como sobreviven los animales. La sensibilidad, el cuestionamiento, la trascendencia y el significado que el hombre da a los símbolos —a diferencia de las bestias, que viven en el mecanismo de sus funciones vitales— tienen para ellos un tamaño menor que las dimensiones de una estampilla.

Cada vez son menos los que le dan valor a una estampilla.

______________________

Estampilla Hitlerjugend, no apología nazi, el nazismo y sus objetos, el valor de las cosas pequeñas, filatelia nazi