Sobre el aborto en Venezuela

Tema que faltó en el debate de precandidatos de oposición » El aborto. El complejo tema del aborto se suele plantear con una pregunta muy simple que no acepta matices: «¿Está usted a favor o en contra de legalizar el aborto en Venezuela?» Esta es una pregunta directa, que cuestiona de manera personal a quien la recibe y, como tal, el interrogado tenderá a dar una respuesta condicionada por los valores y creencias con los cuales creció (y en un país muy conservador y religioso como el nuestro ya sabemos de antemano cuál será la respuesta de la mayoría). Pero las leyes no necesariamente se deben hacer para encajar con nuestro modo de ver la vida, sino para adaptarse a una realidad social. En otras palabras: algo a mí no me puede gustar, puedo considerarlo reprochable, pero ello no implica que para otras personas también lo sea. Pasa esto con el aborto: el aborto me parece una decisión cruda, pero esta es mi opinión y no se la puedo imponer a otra persona que en algún momento y dadas las circunstancias se vea en la necesidad de considerar esta opción. La realidad social es que el aborto, siendo ilegal en Venezuela, se practica, y se hace en condiciones de insalubridad que ponen en peligro a la mujer que se somete a esta intervención y a quien la realiza. Si no se ha legalizado aún es por el temor de los legisladores de perder el voto favorable del electorado. Es por esto que se debe empezar por cambiar consciencias, por entender que en lugar de tratar de imponer las creencias personales a los demás, y peor aun, de juzgar a quienes van en contra de ellas, se debería permitir que los demás puedan optar libremente por las decisiones que consideren adecuadas para ellos. Las campañas a favor de métodos anticonceptivos han resultado ineficaces, los embarazos no deseados destruyen vidas en el presente y en el futuro, el aborto ilegal condena a muchas mujeres a la muerte, por lo que en Venezuela es necesaria aprobar una legislación del aborto que garantice el libre acceso a las mujeres a un control de su natalidad en condiciones de salubridad e igualdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *