¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!

Unamuno tras su enfrentamiento con Millán Astray
·

Uno de los íconos fascistas más conocidos y citados de todos los tiempos es el infeliz José Millán-Astray, un militarcito español que habría sido una mancha en los libros de Historia de no haber exclamado en 1936 su famosa frase:

¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!

Si acaso hay una frase que condense el «pensamiento militar» no hay lugar a dudas que la de Millán-Astray debe ser considerada la más lograda y sincera que se haya dicho. De que los militares odian la inteligencia es un hecho cierto: el militar acata órdenes. De que los militares exaltan la muerte no admite discusión: la milicia no fue precisamente creada para amar al prójimo.

Alguien, no obstante, acaba de aparecer en escena para amenazar la memoria de Millán-Astray y podría convertirse —si las cámaras de televisión, para risa nuestra, siguen transmitiendo sus cacofónicos discursos— en el nuevo teórico del «pensamiento militar». Es venezolano, General para más señas y responde al nombre de Gustavo Rangel Briceño, Ministro de Defensa de la República Bolivariana de Venezuela.

Considero que el discurso que ofreció recientemente es conocido por muchos, si no, aquí hay un resumen y aquí hay otro para que lo lean ustedes mismos. No lo comento yo porque es difícil ironizarlo: el propio general ya hizo todo el trabajo por mí. Únicamente extraigo una modesta selección de frases pronunciadas por este nuevo teórico del «pensamiento militar» de la revolución (militarista, fascistoide y) bolivariana:

Muchos compran celulares y otros aparatos que no saben manejar, pero están en la moda. [Yo] sólo [conozco] del celular la tecla verde que dice send. Lo demás no lo [toco] para no complicarme.

Cuando iba a las celebraciones católicas, recuerdo a más de un cura decir «hasta que la muerte los separe». Ahhh, ¿por qué ellos sí pueden decirlo y nosotros no? Aquí se nos va la vida en lo que estamos haciendo y esto es hasta la muerte.

Tenemos una realidad en la mano y es política. La oportunidad que tenemos es política [y se repite la palabra política/o unas… 20 veces más].

Un artículo interesante Los gorilas sí hablan.

Otro artículo que no tiene pérdida, del siempre genial Manuel Caballero Las batallas del General Briceño Rangel.

Hace tiempo me preguntaba aquí para qué sirven los militares (para nada útil).

» Bonus track: vea la curación de Gustavo Rangel Briceño, ministro del Poder Popular para la Defensa de Venezuela, mientras es curado por el espíritu santo:

·

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BpJHTeOciyM[/youtube]

______________________

José Millán-Astray, muera la inteligencia, frases del pensamiento militar, Gustavo Rancel Briceño, Ministro de Defensa, estupidez fascista, revolución fascista, fascismo en Venezuela, creación de la milicia, objeto de la milicia, militar no piensa, militar gorila, gorilismo, fascismo, discurso Gustavo Rangel Briceño, discurso contra la institucionalidad militar en Venezuela, parcialización militar, militarismo chavista, militares institucionales, video sanación del ministro de la defensa, espíritu santo, video de avivamiento, congreso de avivamiento en Maracay, frases del ministro de defensa de Venezuela

Comentarios

  1. César Landaeta

    No puedo estar más de acuerdo con este escrito. Y hablando de Millan-Astray, hay que recordar que previamente Unamuno había dicho lo siguiente:»Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien, y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. A veces, quedarse callado equivale a mentir, porque el silencio puede ser interpretado como aquiescencia. Quiero hacer algunos comentarios al discurso -por llamarlo de algún modo- del profesor Maldonado, que se encuentra entre nosotros. Dejaré de lado la ofensa personal que supone su repentina explosión contra vascos y catalanes. Yo mismo, como sabéis, nací en Bilbao. El obispo , dice Unamuno señalando al arzobispo de Salamanca-, lo quiera o no lo quiera, es catalán, nacido en Barcelona. Pero ahora acabo de oír el necrófilo e insensato grito «¡Viva la muerte!» y yo, que he pasado mi vida componiendo paradojas que excitaban la ira de algunos que no las comprendían he de deciros, como experto en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. El general Millán-Astray es un inválido. No es preciso que digamos esto con un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero desgraciadamente en España hay actualmente demasiados mutilados. Y, si Dios no nos ayuda, pronto habrá muchísimos más. Me atormenta el pensar que el general Millán-Astray pudiera dictar las normas de la psicología de la masa. Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los mutilados a su alrededor.»
    No olvidemos también al inefable Queipo de Llano. El gorila habla. Gracias por hacernos reflexionar y recordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *