La reelección indefinida y la relación de dependencia

[important]Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente.

Simón Bolívar (Discurso de Angostura)[/important]

·

Otro de los argumentos utilizados por el Gobierno para justificar la reelección continua-indefinida-perpetua es «la democracia es respetar el derecho que tiene el pueblo de elegir a una persona todas las veces que quiera» o el más sintético «el pueblo es quien decide».

Nada más dañino para una democracia que el pueblo genere relaciones de dependencia hacia un solo hombre-gobernante. En una democracia real, el Estado es el encargado de construir ciudadanía y los gobernados (nosotros) los encargados de ejercerla. Cuando el Estado acostumbra a su pueblo a necesitar de un solo hombre genera algo totalmente nocivo para la propia vida: una relación de dependencia.

En la naturaleza, los padres lanzan a sus crías fuera del seno materno para que éstas puedan desarrollar sus capacidades por sí solas. En sentido metafórico, en la relación de dependencia que ha creado nuestro Gobierno, el Gobierno le ha cortado las alas a sus crías para que éstas dependan siempre de él.

·

1.El argumento «toda persona debe elegir a quien quiera las veces que quiera» encierra una relación de absoluta y peligrosa dependencia y sumisión.

2.Elimina la capacidad crítica de los ciudadanos.

3.Por último, destruye la ciudadanía, convirtiendo a los gobernados de un país en simples súbditos de la voluntad de un solo hombre.

·

Allí se encuentra el peligro del que hablaba Simón Bolívar en la muy conocida frase: el peligro de que un pueblo se acostumbre a un solo hombre-gobernante está en que el pueblo pierde la libertad de ejercer por sí mismo los derechos políticos, hipotecados a los caprichos personales del líder en esa relación de dependencia.

El Estado debe formar ciudadanos, no súbditos entregados al señor feudal. El Estado debe acostumbrar a los ciudadanos a valerse por sí mismos, y no a castrarlos en sus derechos y aspiraciones políticas. Porque lo que busca esta reelección continua-indefinida-perpetua es hacer de Venezuela un país de eunucos.

·

Comentarios

  1. Anónimo

    navegando en la red encontré esto en un foro:

    Creo que la diferencia entre los países llamados del primer mundo y los nuestros (me refiero, entre otros, al tuyo y al mío Rosangelus) está centralizado en la ética de los gobernantes, en el buen tino de los electores, la transparencia de los comicios y el sentido común general.
    Porque si no existen estas cosas no hay leyes que funcionen. Como bien dicen por acá “hecha la ley hecha la trampa”. Lo que significa que toda ley puede ser burlada si no hay una mayoría que vele para que se cumplan en su espíritu, y no meramente en su manera formal.
    Aquí en la Argentina tenemos un claro ejemplo. Los mandatos presidenciales son de 4 años con una sola re-elección posible. Pero, parece ser que el matrimonio presidencial le ha “encontrado la vuelta”. Un período para ti y el otro para mí. Así no habría re-elección y los dos integrantes de la pareja podrían gobernar alternándose indefinidamente.

  2. JOAO

    Totalmente de acuerdo con tu articulo, quizas en otras sociedades donde las instituciones funcionen 90% mejor y no un -1000% (cuidado, si me quedo corto) como las de aqui seria logica la reelección, hasta seria aceptable si lo han hecho bien y se desea continuar las obras, que por demás los siguientes gobiernos deberian continuar. Pero en el contexto de estos tipos ni de VAINA! Te felicito por tu pagina recien la acabo de descubrir.

  3. Fernando

    Estoy en parte de acuerdo con tu forma de pensar pero hay casos en los que creo se ´debería volver a ser reelegido. Yo soy chorrillana y creo que en el caso del actual alcalde de mi distrito ya es demasiado el tiempo que lleva en el poder pero por ejemplo en el caso de Toledo; es una muy buena opción y recordemos la buena labor que hizo. No es que el país dependa o no, es simplemente que se tiene que continuar un mandato a largo plazo si este es bueno, pero como todo debe tener un tiempo máximo que deben ser dos mandatos tanto en el poder presidencial como en el municipal. He visto hace poco que el alcalde de Miraflores se va a relanzar y también leí que tiene el 50% de intención de voto. Creo que cuando las cosas van por un buen camino deben de durar por buen tiempo.Miren esta noticia, por ejemplo.
    http://www.candidatos.com.pe/manuel-masias-quiero-ir-a-la-reeleccion-en-miraflores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *