La moral vegana: una crítica a cierta militancia

Lisa Simpson vegetariana

Adoptar una dieta libre de carnes es una opción válida, tanto como no hacerlo. Conozco de primera línea las dificultades que tienen los vegetarianos y veganos para ser rigurosos con su alimentación cuando la mayoría de las opciones presentes en el mercado facilitan el consumo de una amplia variedad de carnes. Pero con mucha disciplina la cumplen, son fieles a sus principios. Conozco sus puntos de vista porque he asistido a reuniones de grupos vegetarianos/veganos, y son opiniones espirituales/filosóficas respetables. El asunto se tuerce cuando salen a relucir aspectos cuestionables de algunas personas que asumen el estilo de vida vegetariano/vegano con una creencia de superioridad moral frente a los que no tienen el mismo modo de ver la vida de ellos, creencia que en algunos casos llega a tener claros visos de intolerancia e intransigencia.

Esa superioridad moral los lleva a meter en el mismo saco a los que maltratan animales por diversión (corridas de toros, circos, peleas de animales, cacería), a los que experimentan con animales (por razones científicas) y a los que tienen una dieta basada en el consumo de carnes.

Es decir, confunden (sin mala voluntad, vale decir) aspectos éticamente antagónicos y distantes para defender el no-consumo de carne. Porque no hay relación entre el que mata por matar como aquel que mata y come para sustento propio. Pienso en un caso que fue objeto de debate: el accidente aéreo de Los Andes, cuando la necesidad llevó a los sobrevivientes a un extremo impensable: la antropofagia. Lo que en condiciones sociales normales hubiera sido una conducta reprochable (comer carne humana, en este caso, de hombres muertos), ante circunstancias de vivir o morir fue entendido incluso por la iglesia. De igual modo, pienso en el permiso que concede la tradición judía de negar a Dios si de esta manera se preserva la vida propia. El consumo de carne no se hace por diversión, sino para vivir.

De allí que criticar a quienes tienen una alimentación cárnica, de creerlos seres intrínsecamente reprochables porque hacen algo condenable ante la moralidad de ellos, es una muestra de poca aceptación de nuestras diferencias humanas. La imagen que ilustra esta entrada hace referencia a un episodio de Los Simpson titulado «Lisa la vegetariana». La segunda de la prole amarilla descubre el vegetarianismo, y cual evangelista emprende una cruzada contra las costumbres carnívoras de los infieles, encabezados por Homero que prepara un suculento cerdo para honrar en una parrilla «pagana»; Lisa termina arruinando el banquete, se pelea con su «troglodita» padre y por último conoce a Paul McCartney y su (fallecida) esposa Linda, quienes le dan una lección acerca de que las conductas propias no se deben imponer a los demás, quienes por ser diferentes a uno no dejan de ser buenos seres humanos. Happy-ending.

Si hay algo que apoyo sin cuestionamientos es el trato ético hacia los animales y los derechos que estos tienen: esto es oponerse al maltrato, al abandono de mascotas, al comercio de especies, a los circos que tienen animales, a las cacerías, al uso de pieles, a los sacrificios; lo cual no implica que renuncie a mi dieta cárnica, que tampoco es exclusiva de la especie humana: es muy común en la naturaleza. Estudios demuestran que la evolución hacia el homo sapiens sapiens se debió al tránsito que dieron las primeras poblaciones hacia una alimentación con alto contenido en proteínas (carnes). De allí que adoptar el vegetarianismo/veganismo es una conducta asumida de manera voluntaria (muy respetable, repito) desde un plano espiritual, filosófico y cultural, propio del desarrollo de la conciencia humana.

Debe haber respeto por las diferentes opciones alimenticias, tanto de parte de los que comen carne como de los que no lo hacen, ya que unas personas no son mejores que otras por adoptar determinada conducta. Lo cuestionable está en asumir que una postura propia es la correcta, la ideal, la verdad, porque de conductas correctas se pasa fácilmente a la «corrección» de los diferentes, de los equivocados, de los infieles e impuros, y vaya que la humanidad ha tenido que pagar en vidas humanas tantas correcciones.

Comentarios

  1. manu

    que comen carne por necesidad alimenticia? en una sociedad donde las verduras,frutas,cereales y demas estan disponibles en cantidades suficientes como para no probar proteina animal, por favor, estos carnistas y sus excusas trilladas

    1. Álvaro Rafael

      Hola, Manu

      En la sociedad donde yo vivo y espero seguir viviendo cada persona tiene la libertad de decidir la dieta que considera más adecuada. El problema está cuando alguien trata de imponer sus preceptos morales a otro. Que yo opine de esta manera no es una excusa para justificar algo, es mi manera de pensar, y negar esta variedad de ideas está muy cerca de negar la existencia de otro.

      Saludos.

  2. manu

    el problema esta cundo consideran dentro de sus «decisiones personales» el hacer daño a otro ser sintiente sin la necesidad de ello,de ser asi, vamos a respetar las decisiones personales de un violador,un pedofilo, un asesino etc, el problema es que la gente piensa que la libertad solo es para ellos, y no consideran el derecho de los demas, piensalo, estas contribuyendo a un inmenso dolor de criaturas sintientes al igual que tu que mueren por tu absurdo e insalubre capricho culinario

    1. Álvaro Rafael

      Amigo, ya estás dándole la vuelta a las cosas confundiendo el daño intencional por placer (un violador, un asesino) con la necesidad de alimentarse. Confundes posiciones morales, porque tampoco nada tiene que ver el hecho abominable de la crueldad contra animales con la alimentación. De ser así, los mismos animales que se alimentan de otros serían seres reprochables. La alimentación con carne no es un absurdo ni un capricho: ha sido parte de la evolución humana, porque no llegamos a este punto por mero capricho de matar por placer. Hemos llegado a un grado de tal de consciencia que hemos podido cambiar una dieta variada a una dieta basada en vegetales por decisión, no por evolución. El vegetariano es vegetariano porque decide serlo o porque proviene de un ambiente que lo hace así, y no es para nada criticable. Como tampoco lo es, para mí, alguien que coma carne. Es cuestión de posiciones morales. Lo inaceptable es caer en el chantaje de comparar la alimentación con carne con la crueldad animal.

  3. manu

    oh claro que estupido soy olvidaba que desde tiempos inmemoriables los leones crian a las zebras y otras presas en granjas industriales en la sabana donde las preñan artificialmente y se comen a sus bebés, pero mira que tonto soy al creer que la moral y la etica abarca a todo lo que es sensible y no solo a los de mi especie, entonces supongo que esta bien comerme a la gente negra,por que yo soy blanco, y tu eres el que confunde, no tienes una necesidad real de alimentarte de carne, en la sociedad a la que dices pertenecer se puede vivir perfectamente sin contribuir a la tortura, entonces lo que haces es comer carne por placer, es elegir un gusto personal ante el bienestar de alguien mas,lo mismo que hace un violador o un asesino,lo que pasa es que estas tan cegado por las costumbres dominantes que no ves lo obvio, igual que en su tiempo la gente defendia la esclavitud, la separacion racial o el dominio del hombre ante la mujer

    1. Álvaro Rafael

      No te he llamado estúpido, amigo. Simplemente, tenemos posturas opuestas y aunque yo respeto la tuya, veo que para ti los que mantenemos una dieta diversa somos una pila de necios manipulados y ciegos, sin moral y sin ética. Sigues en tu punto de comparar extremos, de mezclar racismo, sexismo, violación, crueldad animal, todo para justificar una postura que ya frisa un supremacismo peligroso.

      Pero eres extremista con tu posición de que comer carne no es necesario y es un lujo cruel. Parte de lo que somos se debe a nuestra alimentación, alguna vez fuimos animales de sabana y no nos alimentábamos por placer, sino por necesidad, por supervivencia. Y así evolucionamos, no son inventos míos para justificar mi postura. Pero esto no te lo diré porque tienes la tuya, crees que comer carne es maltrato. Pero sí rechazo tus argumentos ad hominem, tus comparaciones con el racismo, tu sexismo, tu iluminación que te hace creer superior al resto que, según dices, somos ciegos y manipulados.

      Vaya manera de unir gente a tu causa.

  4. manu

    nunca me dije ser superior, que tenga un respeto por todos los seres vivos no me hace superior, pero no voy a consentir la necedad de la gente a algo tan obvio, segundo tu falaz argumento de que somos lo que somos gracias a la carne no es mas que una hipotesis, es decir, algo que cierta gente opina pero NO HA COMPROBADO http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/12742560/Errada-hipotesis-de-la-evolucion-y-el-consumo-de-carnes.html si no quieres ver tu la similitud entre tu troglodita actitud con la de las lacras sociales no es mi problema escudate en tus costumbres, y no quiero unir gente a mi causa, simplemente si ya sabes todo lo que implica tu capricho y lo sigues haciendo,para mi, eres una lacra mas que no merece mi respeto

    1. Álvaro Rafael

      Dices:

      que tenga un respeto por todos los seres vivos no me hace superior

      y luego:

      eres una lacra mas que no merece mi respeto

      Gracias, amiguito, eso era todo lo que necesitabas decir para desahogarte y demostrar que efectivamente te crees superior al resto. Me gusta que critiques el sexismo, la esclavitud, que mantengas una actitud que parece progresista. Lamentablemente, te falta madurar y ver que lo que has adoptado es, de hecho, la moda que critico en el artículo.

      Has calzado bien en el estereotipo de la militancia vegana intolerante, y entre tu prepotencia y arrogancia es evidente que tú estás más cerca del asesino/violador que yo.

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *