Consecuencias de la etimología de Venezuela (–zuela)

Nombre de Venezuela

1

 

Desde hace días pienso en las consecuencias de la etimología de Venezuela y en la implicación que pudiera tener el sufijo –zuela en nosotros. Ese sufijo despectivo dio la casualidad de formar parte de nosotros, ese sufijo de desprecio, ofensa y denigración que, sin quererlo y acaso sin notarlo, nos ha conducido a ser un país de seres sufridos, las pobres víctimas del Destino y sus circunstancias, los maltratados que buscamos en el placer inmediato el alivio a nuestra mala suerte. Basta con examinar a los extremos sociales para comprobarlo: miremos a las clases menos privilegiadas, que transforman mágicamente su mísero sueldo en artefactos o prendas costosas, y mientras exhiben este lujo extravagante sostienen con la otra mano el techo que se les hunde, y al menor cuestionamiento sobre su prodigalidad levantan el quejido de «merecemos algo mejor».

Por otra parte, miremos a las clases más privilegiadas, que se empeñan fervorosamente en aparentar un exquisito nacionalismo y que al primer momento que tienen la oportunidad se largan del país para vivir en Miami, Nueva York o Madrid la buena vida que aquí les impide unas circunstancias que los encapsula en su pequeño y lujoso mundo aparte (donde viven, de hecho, su fantasía de creerse en Miami, Nueva York o Madrid), pero eso sí…, nunca dejarán atrás el corazón vinotinto y la gastronomía y las buenas mujeres y los peloteros que tenemos y que son, en el extranjero, nuestra mejor carta de presentación como venezolanos.*

Este es un país donde el dinero quema las manos, el pretexto de la insaciable devaluación que convierte nuestro fajuelos de billetes en billetezuelos pudiera resultar apetecible, pero a mí no me convence. Llevamos en el alma ese desgraciado sufijo contra el que luchamos para tratar de «aparentar» lo mejor. Pero es una lucha mal llevada, encaminada por la frivolidad.

 

2

 

El nombre de Venezuela cuenta con teorías que riñen a los opuestos políticos tradicionales, pero es una riña entre dos púgiles impulsados por la misma bandera: por un lado, la izquierda desmiente la teoría tradicional según la cual etimológicamente Venezuela deriva del avistamiento de los palafitos por parte de Américo Vespuccio y que le recordó a Venecia, y por ello dio el nombre a estas tierras como «Venezuela», es decir, Venecia pequeña, algo como Venecia pero que jamás alcanzaría su nivel, una poca cosa, una cosa casi caricaturesca (es así como nacemos como nación, según esta teoría, con la marca de la insignificancia).

Esta teoría tradicional, según la izquierda, es consecuencia de la perversa dominación de la oligarquía criolla y su consecuente repetición goebbeliana. De allí parte la otra teoría sobre el origen de nuestro nombre, también proveniente de la izquierda (oh pobre derecha, siempre muda, nunca se defiende): Venezuela se dio a conocer como Venezuela gracias a la boca del despreciable y genocida hombre blanco conquistador que oyó del salvaje llamar a estas tierras con el nombre de Veneçiuela. Es así que esta teoría busca librarnos de la pequeñez del sufijo –zuela, aunque tuviera que recurrir —con sarcasmo intrínseco— a la percepción que diera el hombre blanco conquistador al indígena. El mismo que busca redimir esta teoría etnonacionalista.

 

3

 

Reivindicación histórica-nacionalista o no, nuestro sello de identidad tiene por un lado la pequeñez y por el otro la percepción del odiado enemigo sobre el derrotado. Por más que intentemos zafarnos llevamos a cuestas la tormentosa carga del –zuela. Somos mujer, pero mujer herida, asimismo somos hombre agresor. No es gratuita nuestra afición por las telenovelas. Son clásicos audiovisuales los personajes de la mujer sufrida (digamos, en este caso, Venezuela, en su teoría de pequeña Venecia) que se revela contra su Destino opresor gracias al galán que la dignifica (digamos, Veneçiuela). De hecho, nuestra obra cumbre literaria, Doña Bárbara, representa sintéticamente esta divergencia existencial entre la humillación y la dignificación. Tampoco es gratuito de que siendo unos de los países más violentos del mundo (no esperará el amigo lector que una sociedad marcada por el sufijo –zuela albergue los más saludables sentimientos), los certámenes de belleza, con todo su esplendor y glamour artificial, sean motivos de embelesamiento porque nos alegan de nuestra mustia realidad.

 


* Si detenemos a cinco venezolanos comunes en la calle y le preguntamos quién le causa más orgullo como venezolano, ¿cuál cree que será la respuesta?

Comentarios

  1. José Arturo Miranda

    Hola: Me gustaria saber, si tienes conocimiento en cuanto a un vocablo euskaro «VENEZOLOA», que tiene que ver con el nombre de Venezuela.

  2. Jose A L Scovino

    A propósito de un artículo que encontré en este sitio, después de haber escrito algo igual. Ahí va..

    …Zuela, el subliminal sufijo.

    Da tanto que pensar la situación degradada de los venezolanos. Me ponía hoy a analizar, a quien se le ocurrió darle semejante nombre,.. el de Venezuela, … degradado de la Venecia inmortal, con ese sufijo despectivo de «zuela». Quizás si en algo habrá acertado el orate del Hugo es en llamarla Bolivariana. Pero queda en el ambiente que, un paìs desde la segunda centuria del siglo veinte y quizás en todo el 21, esté nadando en abundantes riquezas naturales, para no tener ese remoquete, y no llamarla hoy por su realidad, un país poco a poco invadido como la actual Caracas, de ranchos marginales, cual palafitos urbanos, cada día mas empobrecida y segundona. Parece ser que la suerte está echada por lo menos mientras esté Mico-mandante Bolivariano. La profundización de las necesidades y carencias para los venezolanos irán de la mano, evocando » ese santo nombre y temblando de pavor», como si fuese un pecado original: Vene-zuela .Para confirmarla como la Venecia tercermundista. Hoy se decía desde Ecuador, que el socialismo del siglo 21 es «la manera de vivir igual, no de vivr mejor». Ya en la URSS probaron 75 años el igualitarismo marxista. 28-09-08

  3. Hellboy

    Compañeros, puedo entender alegatos etimologicos y el impacto que el prefijo pueda tener en la psique del Venezolano, pero por amor a Cristo no pueden jamas dejar de echarle la culpa a alguien de lo que somos como sociedad, desde el prefijo, hasta el imbecil que se empeña en aferrarse al tema de la politica, son meras excusas para no asumir nuestro grado de culpa, el de todos, Jose Scovino tienes sangre eurpea, te molesta el tema de la revolucion bolivariana y lo exudas sin empacho en tu texto. No sufras y no ofendas, todo no es culpa del gobierno, hagamos anagnorisis y demonos cuenta de nuestro nivel de responsabilidad.
    Gracias

  4. miguel

    Hayy q nules..!! Q tienee q ver un subfijo ZUELA??? simplemente en español se dice VENEZUELA..! y ptoo si se amargan la vida con estupidecs seguro le puso pequeña venecia porq era un pais nuevo simplemente..! lo puso porq le recordo a venecia y ya..!

  5. miguel

    sufijo* y es igual porq todo el mundo quiere conocer otras partes del mundoo..! al igual europeoss pasan las vacaciones aqui..!! debe ser q tu nunca has ido a otro paiss o no has querido conocer lugares del mundo si eres nulo muchacho…!

  6. Anónima

    Yo lo considero un diminutivo como podria ocurrir con jovenzuela, jovenzuelo, cazuela, nietezuelo, etc. Todo depende de la perspectiva de cada quien. Me encanta el nombre de Venezuela, suena a mujer bonita con aroma a chocolate en la costa del caribe mar.

  7. manuel

    para el sr¿Scovino? yo creo que no tiene necesidad de ofender al sr presidente por ser un digno aborigen de nuestras tierras, lea bien, aborigen no (mico). me parece que es usted un racista que se cree superior por ser VENEZUELA su finca personal para saquearla y burlarse de la miseria de los pueblos yendo cada 5 años a llevarles una bolsa de comida, y te voy dejar claro que no soy aborigen soy hijo de españoles pero orgullosamente me siento ABORIGEN VENEZOLANO venezuela es mi patria y la cuna de los libertadores de America y de las mujeres mas bellas del mundo y desde que vivo en españa he ido 3 veces pero miro todos los dia los avances tegnologicos, infraestructura, transporte,pensiones,.no hay que cerrarse, hay que ser justos y reconocer los logros de este gobierno espero que tu replica no sea con ofensas como acostumbra la gente de la mesa de la ultra derecha

  8. manuel

    por un error al cargar la pagina el mensaje no fue entregado completo… acontinuacion el mensaje completo

    para el sr¿Scovino? yo creo que no tiene necesidad de ofender al sr presidente por ser un digno aborigen de nuestras tierras, lea bien, aborigen no (mico ni orate). me parece que es usted un racista que se cree superior por ser blanquito, sepa usted q ya lo venezolanos nos cansamos de que los blanquitos hicieran de VENEZUELA su finca personal para saquearla y burlarse de la miseria de los pueblos yendo cada 5 años a llevarles una bolsa de comida, y te voy dejar claro que no soy aborigen soy hijo de españoles pero orgullosamente me siento ABORIGEN VENEZOLANO, venezuela es mi patria y la cuna de los libertadores de America y de las mujeres mas bellas del mundo y desde que vivo en españa he ido 3 veces pero miro todos los dia los avances tegnologicos, infraestructura, transporte,pensiones,.no hay que cerrarse, hay que ser justos y reconocer los logros de este gobierno espero que tu replica no sea con ofensas como acostumbra la gente de la mesa de la ultra derecha

  9. Luis ruiz

    sea como sea solo se algo: el ambiente que se crea a nuestro alrrededor lo acemos nosotros mismos y si piensas que tu familia es un herror de la naturaleza, o seres subliminales, asi lo seran, es decir, las debilidades que aun existen en nuestro pais, existen porque personas como tu creen y alimentan estos pensamientos que afectan de una forma u otra forma ese ambiente del que les hablo. asi que, porfavor en lugar de querer que el pais se destruya, escriban cosas que lo construllan y rompamos, declarando con lo que escribimos, con todos los argumentos de los cuales se pueda valer el universo para afectar a nuestro hermoso pais VENEZUELA… disculpen los herrores ortograficos… tomen lo bueno y decechen lo malo

  10. XDuende

    En mi opinion, el nombre del pais, no tiene nada que ver con su gente y menos con su idiosincrasia; o es que acaso dependemos de lo que somos por el nombre del pais. ¿Que significa Inglaterra, Australia o Estados Unidos?, la razon de como somos, esta nos guste o no ligada a la ganancia facil, primero el cafe y luego el petroleo

  11. Anónimo

    EXCELENTE REFLEXIÓN, EN COMPLETO ACUERDO, HEMOS DE QUEDARNOS CON EL NOMBRE DE REPÚBLICA BOLIVARIANA, CON EL GENTILICIO DE BOLIVARIANOS Y BOLIVARIANAS.

    1. Autor de la
      Entrada
      Álvaro Rafael

      Todo lo contrario: ponerle adjetivo a una república es despojarla de lo que realmente es una república. Una república se debe a sus ciudadanos, no admite nada más, rendirla a un hombre (Bolívar) es convertirla en una especie de monarquía donde nosotros somos súbditos de Bolívar. Y no, Bolívar vivió su tiempo, pensó en su tiempo, y los países avanzan.

  12. Johnathan

    En su momento fue el nombre con se conocio, hubo evolucion, como han evolucionado la lengua y la sociedad. De un, tal vez; humilde origen en su aspecto etimologico, ha nacion una nacion muy grande y rica. En algun momento pense que la mayor riqueza de este pais era su recurso humano, pero al ver tanta gente indolente y negligente, tambien mi percepcion evoluciono. La gente de este pasi adopta facilmente la cultura de otros paises, sea por que los habitantes de esos paises sean inmigrantes, sea por que son expatriados. Lo cierto del caso es que la amalgama de razas y de culturas deben dar como resultado un pais diverso de cultura y tolerancia, pero parece que solo se absorben las malas costumbres y los vicios. El desafio esta en hacer frente a esta situacion, responsables somos cada uno de los habitantes de este pais de tener los liderez que elegimos. Pienso que lo mejor es educarse y formarse para poder construir una mejor sociedad en este pais.

  13. Anónimo

    Acredito muito na etimologia, que dá os nomes perfeitos de acordo com as características mais marcantes. Aprovo perfeitamente a visão do autor e quase todos os etimologistas definem lugares por caracteres que relacionam ao caráter. Se desejamos ampliar a visão bastaria visualizar o nome Caribe, ou Carioca nos dicionários antigos. Caribe significa povo ruim, e carioca povo de cabeça oca, muito diferente dos que tentam esconder seus defeitos e fazem a etimologia ser transformada e positiva. O fato de aceitar a etimologia correta, se prende ao luminoso conhecimento da verdade, que não pode ser transformada. Quando os bispos denominaram os protestantes, deram seu caráter de ser contrário, sempre estando tomados de rejeição a algo. É impossível retirar a origem definitiva, veneno, vindo de Vênus, relacionados ao nome de Veneza, ou de Venezuela. O mesmo ocorre com veneração.

  14. christian gonzalez

    Verdaderamente, si nos pusieran a escoger el 90 o mas porciento ratificaría quedarse con ese nombre, sin embargo me sentiría mas reivindicado en ser identificado como proveniente de la tierra del gran rio ORINOCO… Orinoquía u Orinoquia no estaría mal… ¿suena feo? ah es que ese nombrecito de Venecia de pacotilla, mueca de Venecia si nos luce? casí que puedo verle la cara de hace 500 años a quienes dijeron venezuela viendo nuestros palafitos habitados por aquellos que para ellos no eran siquiera humanos…. de seguro que colocaron ese nombre con respeto… tan seguro como el respeto con el que respetaron sus culturas, religiones y sobre todo sus vidas… viva Orinoquia carajo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *