Planeta en fuego

Un blog de Álvaro Rafael

El blog

Las 7 reglas de oro para llevar un despecho

·

·

Como el despecho no es despecho si no se entera hasta el panadero, he aquí las 7 reglas de oro para llevar con entusiasmo y públicamente tu despecho. Si la lista te parece incompleta, es porque eres un dandi melindroso que sólo sabes gimotear.

·

1. Píntate los ojos con rimel Avon y luego llora, así el efecto te hará lucir más emo-dramático/a.

2. Llama a un/a débil mental a la medianoche. Siempre es divertido atormentar a otro/a y oír los consejos cursiloides del tipo «pero…, amigo/a, esa no es la única persona del mundo, tú eres muy valioso/a, ¡mereces alguien mejor!».

3. Para ayudar al punto anterior, es conveniente tomarse 6 copas de vino tinto —preferiblemente el que venden en envase de cartón—, así el dramatismo sonará más natural cuando le grites: «Bah…, ¡la vida es una mierda!», oh…, ¡ganarás varios puntos con esta afirmación!

4. Vete al Parque del Este y móntate solo/a en un botecito de dos puestos. Si eres hombre, lávate el rimel de la cara: ¿No querrás pasarla mal con tanto malandroid que hay allí, o sí?

5. Asiste a un toque de Billy Se Fue y rómpete en llanto sobre el hombro del/a desconocido/a del mismo género que esté al lado cuando suene La despedida g. No sólo es la música desgarradora indicada para el momento, sino que tal vez descubras que toda tu miserable existencia estuviste confundido/a y lo tuyo sea «probar nuevas experiencias». ¡Oh, en busca del tiempo del perdido!

6. Coloca Christmas by the Phone de Good Charlotte como ringtone de tu celular, y pídele a un/a amigo/a (si te queda) que te llame en un momento en que esperes estar rodeado de gente. Nunca está de más sentirse rock and roll en los momentos más bajos.

7. Finalmente, acepta que ya tendrás muchas más oportunidades para volver a despecharte. Sácale rédito a ello: forma tu propia banda pop-punk, escribe poesía sobre vampiros, dragones y brujas o dedícate a quitarle el/la novio/a a tu mejor amigo/a. Nunca la pasarás aburrido/a, eso tenlo seguro =)

·

Recuerda, debes ser siempre congruente contigo mismo, y llevar el despecho con mucho entusiasmo y públicamente, sino… para ¿qué te despechas? Mejor, consíguete pareja, pero asume que esto será más monótono y te privarás del buen sabor que tiene una copa de vino al son de un bolero de Julio Jaramillo.