Chávez, España y la mente totalitaria

Advertencia sobre tema polémico: esta es una entrada que constituye una opinión del autor, y como tal puede prestarse a controversia u ofender a toda persona que discrepe de las posiciones y visiones del autor.

·

El gran dictador

1

Hace algún tiempo, en una muestra de sincera sumisión totalitaria, el sargento (y diputado) Francisco Ameliach confesó que el «único imprescindible» para la Revolución bolivariana es Hugo Chávez.

Entiéndase por ello que el Presidente es el único que puede continuar la revolución y que si la revolución, como proclaman ellos, es el único futuro del Estado, sin Él nada sirve, nada vale, ni el país y ni siquiera la vida de cada uno de sus habitantes. La peligrosidad de la mente totalitaria radica en que el pueblo no merece continuar si el Líder cae en desgracia. La desgracia de Chávez es, por ende, la desgracia del país.*

______________________

* Un ejemplo de ello lo vemos en la excelente película de La caída (Der Untergang, Oliver Hirschbiegel), donde un Hitler derrotado exige que su país corra con su mismo trágico destino.

2

En una reciente rueda de prensa cacofónica y monotemática, el caído en desgracia presidente Chávez señaló que revisará las relaciones con España. Pero no las revisa porque éstas sean perjudiciales para el país, sino —y aunque no lo dijera todos lo sabemos— porque lo ofendieron a Él.

A Él.

Él fue humillado, hizo el ridículo planetario, a Él lo mandaron a callar, y como Él es el Estado, como su ego ha sido abofeteado, todos debemos pagar por ello. Es la forma como un por qué no te callas [tú] lo convierte en la causa de que millones de venezolanos suframos las consecuencias de la «revisión de las relaciones con España» (si ellos pierden sus empleos con la marcha de empresas españolas, poco vale, poco importa, su ego quiere venganza, su ego es razón de Estado).

Esa es la clásica concepción que tiene el líder totalitario de la suerte de su país: como el Estado es Él, si Él es humillado todos debemos pagar por su sufrimiento. Obliga a los demás a que sufran por Él, porque lo merecen, porque no son más que piezas prescindibles de un Estado que es Él.

·

Artículo sugerido Para qué sirven los militares

Comentarios

  1. Un joven de Sudamerica

    Aca el unico realmente totalitario es el Rey de España, un franquista que no fue elegido por nadie y se cree con derecho a callar a un presidente democraticamente electo. ¿Un monarca, alguien que no fue elegido por nadie y despilfarra plata, callando a un presidente democraticamente elegido? ¿Eso esta bien?
    Aca el unico que se deschavo fue el rey de España, quien no esta autorizado moralmente para callar a un presidente elegido por el pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *